sábado, 10 de mayo de 2008

Viaje a Japón II

17 de abril
Por fin estaba en Japón, estaba emocionadisima, también nerviosa porque no sabia nada de mis amigos desde que ellos habían llegado a Japón. Ellos cogieron el avión el día 12 de abril.
Habíamos quedado en que les hacia una perdida cuando llegara a Japón, por problemas de entendimiento con mi compania Orange, no me explicaron que si el teléfono era español tenia que poner el prefijo español y no el japonés, que era lo que hacia por lo que no conseguía hacer ninguna perdida, con mi móvil, como aun tenia que pasar aduanas etc. lo deje para mas tarde.
Total que ya estoy en Japón y tengo que pasar las aduanas. Se supone que en el avión teníamos que haber rellenado 2 papeles para poder entrar en el país, yo no lo sabia, y tampoco se porque en el avión solo me dieron 2, de todas formas eso ahora no importa.
Llego a la preaduana, no se exactamente ahora como llamarlo, no se me ocurre la palabra, la parte de los japoneses alucinantemente ordenada, a pesar de no tener las separaciones esas que ponen en todos los sitios por aquí para hacer cola. Pues eso, ordenadisimos y súper rápidos.
Luego los gaijing, extranjeros, las separaciones esas que decía y una cola de unos 15 min., teniendo en cuenta de lo que me habían contado, poco me pareció.
Me pidieron el papel que había rellenado en el avión, me hicieron una foto y me cogieron las huellas. Terminado ese tramite, a la aduana.
Después de hacer cola otra vez, aquí ya no había japoneses, o por lo menos no les miraban el equipaje en el mismo sitio que a nosotros, por lo que no había mucha gente, total que me dicen que tengo que rellenar el dichoso papel y volver a hacer cola...
A rellenarlo, preguntas como llevas drogas? o sustancias peligrosas estaban incluidas... también preguntaban cuanto dinero llevabas encima, eso me parece que es porque si llevas mas de 1 millón de yenes encima te cobran.
Relleno el papel, y mi turno para la inspección me vuelven a preguntar lo que ya he rellenado, y cuando me hacen poner las cosas en la cinta transportadora para la inspección otra vez como en Francia el tío se queda mirando el bolso, me dice, "doragon" es lo que pone en katakana en el, y con una sonrisa al final no me abre la maleta y me deja pasar.
Y ya fuera volvía a probar con una cabina en el aeropuerto a hacer la dichosa perdida.
Pequeño inciso, me he detenido para pasar por los detectores de metales en la terminal aquí en Francia, ya esta, por fin, ya queda menos para llegar a casa. Pero lo gracioso es que, otra vez los de seguridad se han quedado mirando el bolso y han sonreído. Que bien hice en decidir traerle :) Ya solo me queda al rededor de una hora para embarcar.
Seguimos con el primer día en Japón.
Primero, menuda odisea para conseguir dinero para la cabina, como acababa de llegar y en el banco no me dieron monedas, no podía llamar, total que al final descubrí, mas o menos, tampoco es muy complicado, sacar una tarjeta de una maquina que había cerca, y claro, como seguía poniendo el prefijo japonés, imposible llamar.
De todas formas como ellos sabían mas o menos a que hora llegaba, me llamaron porque no sabían nada de mi, y me dijeron que estaban viniendo.
Total, que quitando la media hora que estuve en las aduanas, estuve esperando alrededor de 2, 45 a 3 horas.
La verdad es que a la vuelta he podido comprobar que Narita, donde esta el aeropuerto esta muy lejos, así que no digo nada mas.
Solo que estaba con un italiano, por cierto un poco idiota, que a el su amigo le había dejado tirado, porque se había olvidado de el, cuando consiguió llamarle gracias a mi, tampoco es tan difícil usar una cabina, aunque en Japón lo sea un poco, hay que reconocerlo, hay que poner un montón de prefijos, pero para llamar a un móvil no hay que hacer nada.
Bueno, a lo que iba que me disperso, en cuanto vino su amigo, no fue capaz de quedarse a acompañarme un rato... Donde esta la caballerosidad italiana? :D idiota.
Llegar ellos y corriendo a por el JR pass, e un billete único para todos los viajes que puedas hacer, nosotros cogimos para una semana, la verdad es que te sirve para casi todos los trenes, y te ahorras una pasta, cuando volvimos a Tokio desde Nigatta nos salió unos 8000 yenes el billete sin JR pass.
Con el JR en mano, al tren para ir a Odawara a un ryokan, a dejar las maletas y poco mas, porque la verdad es que tuvimos que cambiar varias veces de tren para llegar, sin mi amiga japonesa no habríamos conseguido llegar, la verdad. El sitio, la verdad, muy bonito. Estaba localizado en un pequeño valle, por lo que para llegar a el teníamos que coger un pequeño teleférico, propiedad del ryokan había que, seguramente, había visto épocas mejores.
Después de bajar una pequeña cuesta se llegaba a un puentecillo, tipo el que sale en El viaje de Chihiro en el que no tiene que respirar, y en el lago de debajo había peces, de estos naranjas, aunque si no recuerdo mal, mi amiga japonesa me dijo que eran carpas.
La entrada era chulisima, puertas correderas, la obligación de quitarse los zapatos en la entrada... Típicamente japonés. A ver si pongo todas las fotos que tengo de estos dos días que pasamos en el.
Y la habitación, guapísima, el suelo de tatami, en el que no puedes llevar ningún tipo de zapato, también puertas correderas, no se como describirlo, las fotos serán mejores que mis explicaciones.
Como yo estaba agotada, tampoco había mucho tiempo y no dejaba de llover, dejamos la visita que teníamos programada para el día siguiente y decidimos tomarnos la tarde relajada.
Durante el camino hacia el ryokan llovió un poco, y dichosos pantalones largos, se me empaparon, como anécdota curiosa... O mi mala suerte que siempre me juega estas pasadas, llueve cuando va a ser mas incordio para mi :)
La verdad que la alternativa no estaba mal, decidimos baniarnos en el baño exterior.
A ver como lo describo, aunque seguro que en algún manga o anime alguien lo ha visto, fotos no tengo porque se me olvido llevar la cámara.
Un recinto rodeado de pequeñas cañas de bambú, o algo parecido, que evita el frío y supongo que los demás te vean.
En una parte tienes los típicos grifos para ducharte, ya que en el baño propiamente no te puedes meter sucio, luego se va a meter mas gente.
Y luego la "bañera" o mas bien un pequeño lago, rodeado y hecho de piedras con el agua muy caliente, la verdad es que el contraste es agradable, fuera tienes frío te metes y el agua esta tan caliente que notas las piernas y todo el cuerpo que te toca ardiendo, si no tienes cuidado te puedes desmayar del calor. Pero es genial.
Al salir, a pesar de que hacia mucho frío, no notaba el frío en el cuerpo. Muy agradable.
Y se termino el baño.
Lo siguiente, la cena, mi primera cena japonesa típica. Sinceramente no me acuerdo de lo que cene, pero creo que hice fotos.
Y dormir, genial, nos prepararon los futones en el suelo y dormí como un lirón hasta las cuatro, que me levante al baño y luego me volví a dormir en seguida, la verdad es que no note mucho el jet lag, digo yo que fue por cansarme ese día con la maleta de camino al ryokan y que para mi habría sido de noche ese día. Bueno no se, el caso es que me habitué a la hora bastante rápido.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Todos vuestros comentarios son siempre bien recibidos.
Muchas gracias por dejarlos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.