sábado, 24 de mayo de 2008

Viaje a Japón III

18 de abril
El despertar fue un poco brusco, con un ohayou gozaimasu de uno del ryokan que venían a prepararnos el desayuno. La verdad es que alelí no necesitamos despertador.
El desayuno también estuvo muy bien, tampoco me acuerdo de que desayunamos.
Ya desayunados, nos encaminamos a las cercanías para comer los huevos negros. Cogimos el tren otra vez y también un teleferico. Allí en donde estaban estos huevos, que dicen que te alargan la vida 7 años, yo comí 2 :), olia bastante mal, a azufre, pero el paisaje era impresionante. Me gusto mucho, los huevos negros era solo la cascara, según lo que parece, se ponen negros porque se cuecen con el agua subterránea caliente que sale de esa zona en concreto. La verdad es que eran huevos normales, aunque si tenían un sabor especial.
Después de pasearnos un rato por la zona nos dirigimos al autobús para ir al Yuneshun.
El Yuneshun es una especie de parque de atracciones, no lo es, que tiene un montón de "bañeras" diferentes, con diferentes condimentos :)
Al primer sitio al que fuimos fue a la zona de Yutopia, yu en japones significa agua caliente, y ahí había todo tipo diferente de aguas calientes. La primera, el agua caliente con café.

(Aunque se repita algo, no quiero cambiarlo, por si quito algún detalle, ya que lo he escrito en diferentes días)

El parque tematico de aguas termales
Despues de una mañana ajetreadilla en la montaÒa de los huevos negros, cogimos un bus con el dibujo de un leon, que si no recuerdo mal, eran unos dibujos del rey leon, antes de la peli de disney.
Por cierto, que curiosos los buses de Japon. Al entrar coges un papelito, que sinceramente no pone nada, y te sientas a tu bola, como aqui, luego, los botones de parada son curiosisimos. Cuando vas a salir, dependiendo de donde entraste, te cobran una cosa u otra, no me quedo claro como se mira. Tienes que meter la hojilla que cojiste al subir en un agujerillo junto con la cantidad exacta en Yenes, si to tienes cambio, tienes otro agujerillo para meter los billetes o las monedas grandes. El conductor lleva un pinganillo, y esta todo el rato, o casi todo, hablando, comenta las paradas a las que llegas, se oye lo que habla con los pasajeros que sube... Es muy curioso. Los asientos son comodisimos, y los reservados, ni te cuento...
La verdad es que molan mucho los autobuses japoneses, pero dejo de enrollarme.
Al llegar al Yunessun ya te sorprendes, justo en la puerta, en un banco, hay dos gatos con cabeza cuadrada super curiosos, la mascota. Ya dentro, en la planta baja habia una exposicion de algo de manga y anime, ibamos a entrar al salir del Yunessun, pero ya no teniamos tiempo, sino no llegabamos a la cena. Impresionantemente grande el sitio, no recuerdo cuantos pisos, pero si no estoy mal, lo que nos interesa estaba en el tercero. En el segundo habia una especie de centro comercial, muy curioso. La verdad es que lo de los edificios con las mas variopintas cosas en cada piso me flipo.
Y llegamos al Yunessun por fin. Sinceramente, menos mal que ibamos con Yoshiko, porque sino... Nadie se imagina lo que se necesita a un japones en Japon. Despues de comprar las entradas, a cambiarse y por fin dentro.
Primero fuimos a yutopia, yu en japones significa agua caliente, asi que supongo se entiende la relacion.
En esta parte estaban todas las aguas curiosas. Primero habia una piscina de 1 metro y medio, creo, lo curioso es que el agua era caliente, no como una baniera pero calentita, en ese momento no entramos, pero entramos cuando hicimos el recorrido.
Las primeras "banieras" estaban al aire libre, asi que al ir a salir... Menudo frio!!! Pero en cuanto te metes al agua :D Primero de todo, nos metimos en la de cafe, luego la de vino, despues la de te verde, otra de te mas pequenia y luego de sake, la siguiente fueron 3 en realidad, auque eran agua normal, pero cada vez mas caliente, en la ultima yo no aguante casi nada. La siguiente fue la del carbon, sinceramente esta la mas pufera, y la que menos me gusto, porque habia trozos de carbon dentro de unas cestas metalicas, y por algunas partes se veian trocitos negros en el agua... Pero bueno, curioso era. La ultima fue la de picante, esa al entrar te daba un picorcillo en las piernas y los brazos, bastante curioso, la verdad. Todas estas banieras fueron interesantes, pero la que mas me gusto fue la del vino, era la que olia mejor, la verdad, y tenia mas bonito color.
Luego fuimos a la otra parte, Yunessun se llamaba, como el parque, este era en plan mas "normalito" baÒeras y mas baÒeras de agua caliente, grutas, piscinas de agua caliente... Lo mas curioso de esta zona, la baÒiera mar muerto, que te pica que te mueres de la sal que tiene, pero mola porque flotas un monton, el tobogan de tres niveles, no tan especial porque en muchos parques acuaticos de aqui lo hay, una y no mas, la verdad, me baje por el nivel uno y... que mal, no repito. Y lo mas curioso de todo, una zona en la que hay unos pececillos que te comen las celulas muertas de los pies. Nos gusto tanto que repetimos. Al principio no queriamos entrar, por lo menos yo, pero ya que estabamos alli habia que probar, por eso baje en el tobogan, una vez sentada y con los pies dentro del agua, los pececillos empezaron a acercarse a mis pies, y lo unico que yo sentia eran cosquillas en los pies, pero un monton, era super gracioso ver mis pies y alrededor un monton de pececillos coleteando. Luego al salir tenia los pies super suaves :D
Antes de irnos probamos otra vez todas las banieras que mas nos habian gustado, y coincidio que vimos como ponian los "condimentos" en alguna de ella.
Luego de vuelta al ryokan a cenar y a descansar del dia tan agotador que tuvimos.
Sinceramente no soy mucho de estar a remojo, pero se esta muy agusto, y ademas es una esperiencia nueva interesante, en caso de que volviera, me gustaria ir alli otra vez.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Todos vuestros comentarios son siempre bien recibidos.
Muchas gracias por dejarlos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.