lunes, 11 de junio de 2007

BUSCANDO EL FINAL

La noche comenzaba a clarear, y Victor no había encontrado aun su cena. Más por desaparición que por hambre, vio a lo lejos un hombre que se encontraba en los últimos años de su vida. Se coloco detrás suyo, con una velocidad casi fantamal, le inclino suavemente la cabeza y comenzó a succionar.
Las imagenes comenzaron a aparecer en los dos cerebros. En ese momento el ya casi anciano, con un tono de excitación y sorpresa exclamo - Victor!! Y el vampiro comenzó a entender las extrañas imagenes.
Un niño jugando en un jardín, bañándose en el lago... Si no se equivocaba, ese niño era él, que hacia en la cabeza de el anciano, ?y como había podido saber su nombre un simple mortal?
Las imagenes se iban sucediendo, el mismo niño, él, montando en bicicleta y cayéndose estrepitosamente, siendo llevado por otro niño poco mayor al hospital donde lo escayolaron la pierna para todo el verano, viéndose a si mismo recibiendo visitas en casa, se acordó, solo un amigo lo visito... -Lucas!!

El vampiro con esta exclamacion dejo de succionar, se separo medio metro del anciano y se quedo mirándolo fijamente.
-Cuanto tiempo Victor,como has estado?- le dijo el anciano, totalmente relajado, mientras el vampiro no podía dejar de mirarle fijamente sin pronunciar palabra.
-No has cambiado nada, es cierto que ser vampiro es tan divertido??- siguió el anciano placidamente.
-Que haces aquí? dijiste que no volverías- consiguió articular el vampiro.
-Te estaba buscando.
-A mi?? Para que?- espeto el vampiro.
-Llevo toda la noche buscándote, quería despedirme.
- A donde vas?-interrogo el vampiro.
-Vaya! tus poderes sobrenaturales no te han hecho mas avispado, me queda poco tiempo de vida, te he echado de menos, por eso quiero darte un regalo.-le miro con cariño el anciano y continuo hablando- Me han encontrado cancer, no quiero aguatar el sufrimiento y dolor, y quiero evitarselo a mi familia, así que me gustaría que fueras tu quien acabe con mi vida, sigo siendo igual de cobarde.
El vampiro no sabia si había oído bien, que lo matara, le estaba pidiendo que lo matara, convertirlo en vampiro igual podría, pero matar a su mejor amigo de toda la vida?
-Se lo que estas pensando, pero si no quise ser vampiro hace 60 años, ahora menos como un viejo, he tenido una vida plena, una mujer maravillosa, e hijos y nietos a los que quiero con locura. Mi vida ha terminado. Me alegro de haber podido despedirme de ti.
El vampiro parecía dudar, que haría, le haría ese ultimo favor o se daría la vuelta y huiría??
-Hazlo como ultimo favor, no me lo niegues, haz lo que no puedo hacer yo, y si no es mucha molestia cuidar de mi familia.
-Sera la mía- con estas palabras, el vampiro, con lágrimas en los ojos que el anciano competió, se abalanzó sobre el y las imagenes se volvieron a agolpar en sus cerebros.
Ahora los dos veían lo mismo, su ultimo encuentro, en una calle oscura como la de ahora, una joven morena, no especialmente bella, pero llamativa, que se les acerco a altas horas de la noche y les hacia una proposición - quedaros conmigo para siempre.
Victor que la miraba fascinado, y Lucas que no sabia que pensar y que estaba empezando a tener miedo.
Los dos en un abrazo mortal sentían lo que sintieron tantos años atrás.
Vieron a Victor con total ingenuidad pregutar - en donde?.
Y la mujer contestarle con una sonrisa dulce - en le eternidad, como paseante de la noche.
-Paseante de la noche?- pregunto totalmente confuso Victor.
-Habla de vampiros- soltó Lucas- los vampiros no existen.
-Después de esta noche, sea cual sea vuestra respuesta, cambiaras de opinion.
-Vampiro?? Estaría bien vivir eternamente - terminar de pronunciar esas palabras y la mujer avalanzarse a el fue un momento.
Al de unos minutos estaba todo hecho, la mujer se dirigió a Lucas mientras Victor se retorcía en el suelo.
Lucas lo miraba horrorizado, al sentir que ella se acercaba la miro.
-Tu que opinas?-le pregunto ella con una sonrisa mientras se limpiaba de la comisura de los labios una gota de sangre-quieres unirte a nosotros? tienes la opción de elegir, quedarte, o irte para siempre de aquí.
-Me mataras?-la voz salio entrecortada por el miedo.
-No-soltó una carcajada y prosiguió-pero tendrás que irte de aquí para siempre, no volver nunca, esas son tus opciones.
-No tiene nada de bueno vivir eternamente- miro a su amigo que empezaba a levantarse con dificultad, y que lo miraba todo con mucha curiosidad- adiós Victor, cuidate mucho.
Mientras los dos veían desaparecer a Lucas por el callejón, su corazón se paro.
Nadie oyó los susurros del vampiro en la oscuridad mientras miraba el rostro inerte de su amigo- tenias razón, no tiene nada de bueno.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Todos vuestros comentarios son siempre bien recibidos.
Muchas gracias por dejarlos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.