jueves, 10 de mayo de 2007

LLEGADA (31 marzo)

El día en el que tenia que coger el avión fue muy raro, como siempre que estoy nerviosa tenia un nudo en el estomago que hacia que me doliera un montón, por lo que llegamos como dos horas antes al aeropuerto, allí por mas vueltas que di, no vi a nadie que me resultara conocido, luego en la fila para embarcar me quitaron dos batidos con eso de la ley de nada de líquidos, ni jabón, ni cosméticos, menos mal que había metido el neceser en la maleta.
Cuando llegue al avión y vi a la gente de mi alrededor con el móvil, el mp3... casi me da algo, yo que lo había metido en la maleta porque me habían dicho que nada de aparatos electrónicos super preocupada porque desapareciera la maleta, y la peña con todo esto, incluso alguno se había llevado el portátil... Pero bueno.
Fue un buen viaje, bueno los dos, porque hicimos escala, curiosamente en Barcelona, en el que tampoco vi ninguna papelera como en el de Bilbao. Luego subimos al otro avión, que por cierto salio como con una hora de retraso...
Cuando llegamos a Venecia, mogollón de tiempo esperando a que salieran la maletas, para que luego las de dos chicas de mi grupo no llegaran, que llegaron aquí con tres días de retraso. En Venecia estaba esperándonos nuestra tutora, la cual parecía maja, eso si, a correr para pillar el bus que nos llevara a la estación de tren para venir a Venecia, Ya podrían haber alquilado un bus para traernos directamente como hicieron hace 4 años...yo creo que habría salido mas barato, pero bueno, no lo hicieron. Y yo ahí, con mi maleta de 20 k, con mis bracines de alambre, primero a subir la maleta al bus, luego del bus a la estación de tren, unos 5 min, luego bajar las escaleras para ir al anden, que menudas escaleras, y todo esto corriendo porque perdíamos el tren, y yo bajando la maleta por las escaleras, que luego hay que subir, casi me da algo, yo creo que morada estaba, como no, llegue la ultima, y el ultimo tramo de escaleras a subir, me tuvieron que ayudar porque sino perdía el tren, también me costo subir la punietera maleta al tren, que dentro estábamos como sardinas en lata... en compartimentos de cuatro personas, mas las cuatro maletas...
Luego al llegar a Vicenza, yo deseando que la estación fuera como la de Cervia, que sales del tren bajas una cuestita, y ya esta, a tirar a donde vayas, pero no, no tuve esa suerte, otra vez a bajar y subir escaleras, y ahí ya... mis brazos no tenían ni un poco de fuerzo, iva bajando la maleta rodando como pude, y casi se me cae la maleta y yo detrás...
pero bueno, por lo menos llegamos, eso si, super tarde, y muertisima de cansancio, eso si, nerviosa por saber con quien me tocaba ir, donde... fui la primera a la que le fueron a buscar, y llegar a la casa cenar, bueno mas o menos, la carne picaba un montón y no comí mucho, de hacer la maleta para sacar el móvil y recibir la bronca de mi madre porque no había llamado antes y meterme en la cama, total que hasta las 3 del día siguiente no me levante, conocí a la dueña de la casa, comí una cosa que me preparo, curiosamente no me acuerdo de que fue, así que estaría bueno, y me llevo a conocer a su familia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Todos vuestros comentarios son siempre bien recibidos.
Muchas gracias por dejarlos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.